Privadas de libertad confeccionarán uniformes para personal de salud

Las privadas de libertad del centro penitenciario Vilma Curling, serán las encargadas de confeccionar uniformes e implementos textiles para el personal de salud que lucha contra el COVID-19.

El Ministerio de Justicia y Paz en conjunto con la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) se unen para aportar su “granito de arena” y combatir al coronavirus.

El convenio se firmó este jueves 30 de abril, el Ministerio de Justicia a través de las privadas de libertad producirán uniformes, batas y otros elementos necesarios para el personal de salud del país.

Foto Cortesía Ministerio de Justicia y Paz.

“En este caso vamos a aportar a la Caja en cuanto a producción de textiles, confección de prendas necesarias para los doctores y doctoras de todo el país”, explicó Melania Abarca, encargada de la estrategia “Construyendo Oportunidades”.

El Instituto Nacional de Aprendizaje (INA) donó 25 máquinas de coser, se estableció un taller de producción, donde trabajaran 20 mujeres, las cuales están capacitadas para llevar a cabo los textiles.