Policías dispararon a niño autista que sufría crisis nerviosa

Un oficial de Salt Lake City, en Utah (Estados Unidos) le disparó a Linden Cameron, un niño, de tan solo 13 años de edad, con síndrome de Asperger, luego de que su madre, Golda Barton, realizará una llamada al 9-1-1 por que el menor presentaba una crisis nerviosa.

La madre indicó que los oficiales llegaron y le pidieron que saliera de su residencia para controlar al niño. Estando afuera, escuchó gritos y lo tiraron al suelo.

El nuevo caso de abuso policial en Estados Unidos ha saltado a la luz después de que la madre, Golda Barton, lo haya denunciado en los medios locales.

Linden Cameron Foto: Golda Barton, via GoFundMe

La policía pensaba que el chico iba armado

Según la versión de los oficiales, el niño se escapó de la casa al llegar los agentes. “Tras una breve persecución a pie un oficial le disparó”. Médicos señalaron que el menor tiene lesiones en un hombro, en el intestino, la vejiga y los tobillos. “Es un niño pequeño, ¿por qué no lo derribaron y ya está?”, lamenta la madre.

Oficiales señala que pensaban que Cameron tenia un arma y que les amenazó, pero durante la investigación no se encontró ningún arma. El alcalde de Salt Lake City, Erin Mendenhall, calificó lo sucedico como una “gran tragedia”, solicitando que se llegue hasta las últimas consecuencias.

El hecho, que ocurrió el pasado 4 de septiembre, ha causado indignación y reproche en miles de usuarios en redes.