¿Hablas mal de la gente y te crees mejor? Eres un hipócrita dice el papa.

El Papa Francisco habló sobre el riesgo de juzgar a los demás y creerse mejor que ellos, algo de lo que incluso él mismo debe tener cuidado, precisó.

Por eso, alabó la capacidad de que uno se acuse a sí mismo y sepa detenerse cuando vaya a hablar mal de los otros, puesto que quien actúa así se convierte en un hipócrita.

El Pontífice afirmó que el Señor habla de una «recompensa» si no se actúa de esa manera: «‘No juzguen y no serán juzgados. No condenen y no serán condenados'».

«Pero nosotros podemos decir: esto es bonito, ¿eh? Y cada uno de ustedes puede decir: ‘Pero Padre, es bonito, pero ¿cómo se hace eso?, ¿Y cuál es el primer paso para ir en este camino?'».

«El primer paso es acusarse a sí mismo. La valentía de acusarse a uno mismo antes que acusar a los otros».

Francisco aludió a las palabras de Jesús cuando alude a «la paja en el ojo ajeno del hermano y la viga que está en el tuyo». «Primero —prosiguió— es necesario quitar la viga del propio ojo, acusarse a sí mismo» y no sentirse «el juez para quitar la paja de los ojos de los demás».

«Y Jesús usa esa palabra que solamente usa con aquellos que tienen una doble cara, doble alma: ‘¡hipócrita!, ¡hipócrita!’. El hombre y la mujer que no aprenden a acusarse a sí mismo se convierten en unos hipócritas», manifestó el Santo Padre. «Comenzando por el Papa, hacia abajo: todos», aseguró.

«Ahorremos los comentarios sobre los otros y hagamos comentarios sobre nosotros mismos. Y este es el primer paso de este camino de la magnanimidad. Porque aquel que sabe mirar solamente la paja en el ojo del otro termina en la mezquindad, un alma mezquina, llena de pequeñeces, llena de murmuraciones». Concluyó el papa Francisco.