Faltan un poco más de siete meses para elegir alcalde

Dentro de poco más de siete meses, los costarricenses tendremos la oportunidad de elegir síndicos, regidores, alcaldes (intendentes, en el caso de los concejos municipales de distrito) y vicealcaldes.

Es una elección muy importante, de la cual quizás buena parte de la ciudadanía no tiene suficiente conciencia.

Se trata, en suma, de escoger a las autoridades y representantes populares más próximos a nuestros problemas e intereses como comunidad, a quienes debemos acudir en procura de soluciones e iniciativas para el buen vivir de nuestros pueblos.

Fue un acierto la decisión adoptada para que, a partir del 2006, los comicios municipales se llevaran a cabo en fecha separada de los presidenciales y legislativos. La ciudadanía tiene ahora la oportunidad de prestar mayor atención y concentrarse en un proceso político-electoral que reviste una importancia capital.

Sin ignorar que en muchos casos quienes se postulan a alcalde, por ejemplo, tienen aspiraciones políticas superiores, soy del criterio de que en los cantones debemos fijarnos primordialmente en los intereses locales.

En lo que a Tilarán respecta, la atención de los ciudadanos debe centrarse, más que en los partidos políticos, en los candidatos y sus propuestas.

El gobierno local en funciones ha tenido la capacidad de trabajar sin que las diferencias partidarias hayan obstaculizado el trabajo. Es decir, no se ha visto el lamentable espectáculo de otros municipios donde el concejo se le para en la escoba al alcalde para impedirle ejecutar o cuando es el jefe del ejecutivo cantonal quien busca ignorar o desafiar a los regidores.

Fotografías tomadas del perfil de Facebook: Juan Pablo Barquero y Ufrán García.

Hasta el momento –y hasta donde conozco– tenemos al menos dos excelentes candidatos a la Alcaldía: Juan Pablo Barquero, quien busca la reelección, y mi colega y amigo Ufrán García Marín, con calidades humanas indiscutibles.

Habrá que esperar si aparecen más aspirantes.

Igualmente, debemos estudiar muy bien los nombres de los postulantes a regidores y síndicos. Y esa es una tarea de cada persona.

Escrito por Víctor Hugo Murillo Solano.