Diputados defendieron a Jirafas pero votaron a favor de la pesca de arrastre sin bases científicas

En setiembre calificaron de persecución las medidas por parte del SINAC y el pasado 22 de octubre votaron a favor de la pesca de arrastre sin tener bases científicas que demuestren una verdadera sustentabilidad.

El proyecto de Ley que pretende legalizar la pesca de arrastre en nuestro país fue aprobado por 28 legisladores que votaron a favor, 11 votaron negativo y 11 diputados estaban ausentes a la hora de elegir, se desconoce el motivo por el cual no estaban presentes.

Según la diputada fabricista, Carmen Chan (a través de un chat) los estudios de INCOOPESCA fueron financiados por camaroneros, la sala constitucional rechazo la propuesta debido a estudios técnicos, ahora la responsabilidad queda en manos del presidente de la república, quien es el encargado de la firma o bien vetar el proyecto.

¿Populismo, ignorancia o conveniencia?

Al votar a favor de este proyecto de ley, cientos de costarricenses se verán afectados, quedando sin empleo, pero hace tan solo 30 días atrás varios diputados (entre ellos Franggi Nicolás y Jonathan Prendas) reclamaban al gobierno por regular la fauna silvestre en Costa Rica.

Nicolás en su momento mencionó que se trataba de «Una cortina de humo del PAC” e invitaba al ejecutivo a no “perseguir jirafas”.

Mientras que estaba en contra de que el gobierno protegiera a las especies que no son de nuestro ecosistema y que comerciantes lucraran con ellas, ahora vota a favor de la pesca de arrastre sin bases científicas comprobadas.

Por su parte Jonathan Prendas calificó de “ocurrencia” las medidas que tomó el gobierno para proteger la fauna silvestre y afirmó que se iba a “estrangular la economía y a quienes tratan de producir”, pero el pasado jueves votó a favor de la Ley que busca aprobar la pesca de arrastre de camaron.

Ilustración de como funciona la pesca de arrastre.

¿Ahora que procede?

Todo queda en manos del presidente, Carlos Alvarado, en los próximos días tendrá que firmar o vetar el proyecto de ley, en caso de vetarlo se envía nuevamente al plenario para un tercer debate y contar con más cantidad de votos.